“HACER” es mi verbo favorito

Me pregunto cuántas veces habré escuchado a la gente quejarse de cosas, cosas que no se hacen, cosas que les gustaría que existieran, cosas que existen y no les gustan, de personas porque no hacen lo que se supone que deben hacer, etc….

Creo que la mayoría estamos muy mal acostumbrados, sin embargo todo el mundo te apoya cuando refunfuñas en el salón de tu casa, pero quejándonos así no vamos a solucionar nada, yo me pregunto… ¿por qué no coges ahora mismo, cierras este blog, te levantas de la silla desde donde me estás leyendo y haces algo para cambiar eso que no te gusta? Simplemente porque es más fácil, cómodo y quejarte que hacer algo para cambiarlo.

Como decía un presentador de EEUU en Zeitgeist… bueno mejor que os lo diga él:

Aquí tenéis el video cortado: http://www.tubechop.com/watch/2956

Pero como no me deja insertarlo en el blog para verlo, os dejo esa parte del video de Zeitgeist que me interesa (desde el segundo 20 al minuto 1:33):

Ese es el mensaje que quiero transmitir, bueno… algo así, pero no sólo me refiero a cosas que no te gustan del gobierno, o de tu trabajo, me refiero también a que aquellas cosas que te apasionan,  cambios en tu vida que te gustaría hacer, a proyectos que llevas años quiendo embarcarte y aún no lo ha hecho, etc.

Haz” y verás como al final te sentirás más satisfecho, no tengas miedo a fracasar, si a la primera no te sale… te saldrá a la segunda (de todo en esta vida se aprende).

Mi último consejo es:

TRABAJA EN HACER UN MUNDO COMO EL QUE A TI TE GUSTARÍA

Yo ya he empezado a hacer…

Autosuperación – Esfuérzate en mejorarte

Yo creo fielmente en que nadie es perfecto, y yo el primero. Es por ello que te animo a que cojas una hoja de papel y escribas todos los que consideras tus defectos y tus virtudes, igual que dije en el anterior post.

Luego te animo a que los analices tranquilamente, dále a cada uno un valor según creas que son más o menos importantes, y luego pídele a alguien de confianza si puede hacer lo mismo sobre ti, que te diga cuales considera que son tus defectos y tus virtudes; toma las críticas de forma constructiva y no te tomes nada a mal. Luego reflexiona sobre lo que tü piensas y lo que los demás piensan sobre ti.

Es muy probable que le estés dando mucha importancia a algo que no la tiene o también es posible que no le estés dando importancia a algo que sí la tiene.

Cuando tengas más o menos claro cuáles son tus virtudes y tus defectos, escoge uno de tus defectos; podrías empezar por el que más te molesta ó por el que crees que va a ser más fácil de cambiar, y busca la forma de cambiarlo . Empieza a esforzarte y no te des por vencido, y cuando lo consigas, ve a por el siguiente, y si hace falta, vuelve a reconsiderarlos de nuevo.

Pero no sólo te centres en los defectos, fíjate en tus virtudes, seguro que puedes sacarle mucho más provecho del que les estás sacando.

Para hacer esto no basta con pensar; coge un papel y un bolígrafo, o abre el bloc de notas e intenta escribirlos, aunque parezca una tontería, ver las cosas por escrito ayudan a tenerlas más presentes y a ser más conscientes de ellas.

Como dicen en mi pueblo,

¡Suerte y al toro!

Raúl